TOROSENTADO.COM
"El Gran Espíritu nos dio esta tierra y aquí estamos en casa. No quiero que roben a mi pueblo...quiero que todos sepan que estoy en contra de cualquier venta de nuestra tierra".

martes, 29 de octubre de 2013

CUEVA DE LA MAGDALENA (UROLLAGA), EN GALDAMES, BIZKAIA, desde PEÑAS NEGRAS (9,44KM)

Para muchos, la cueva de la Magdalena se encuentra en La Arboleda (Trapaga-Bizkaia), cuando no es así, ya que pertenece al municipio de Galdames, pero tiene una unión especial con el barrio  de La Arboleda, que podemos señalar en tres motivos, uno que tiene el mismo nombre que la iglesia de la Magdalena, situado en un alto de La Arboleda, justo en su centro geográfico, el otro, la fiesta que en honor a la santa de Magdala se celebra en el mes de julio en este barrio y  ese mismo día se organiza un romería hasta la cueva, y el tercer motivo de unión, con  el antiguo Poblado de Matamoros de la Arboleda, es que la forma más fácil de acceso es  través de él.

Empezamos el ascenso  un poco tarde a eso de las 10h30m. y lo empezamos desde el “Centro de interpretación de Peñas Negras”, situado en el punto donde  se unen los municipios de Ortuella, Abanto y Zierbena y Galdames, al memos así lo atestigua  el mojón que hay en su puerta, pues para el profano hay que señalar y al igual que la cueva, este Centro no está en La Arboleda. 

Peñas Negras, desde la parte de arriba

Salimos como he indicado después de tomar un café hacia la cueva  por una pista en dirección a Peñas Negras, de donde toma el nombre el Centro citado. Después de bordearlas, cogimos de los tres caminos que hay,  el del medio, más suave que el de “abajo”, ya que una vez que este termina luego hay que ascender, y que el de “arriba”  que es más pronunciado, de hecho al bajar cogimos este.  

Una vez terminado el camino y por encima de los restos de la mina el Sauce, y tras superar el Alto San Juan y las inmensas cicatrices que el hombre ha hecho ara sacar el hierro en estas montañas, iniciamos el descenso hasta llegar a la cueva. La misma, o mejor dicho su entrada, no se divisa hasta que se esta justo encima de ella. 

Mina del Pico San Juan

El descenso, aún cuando hay un  camino, lo hicimos un poco a la brava, es decir por donde quisimos.  En total desde el Centro de Interpretación, la duración no ha superado la hora. 

Llegamos a la Cueva y la observamos, su entrada es muy alta y ancha, con estalactitas, o eso nos pareció.  A su izquierda, hay una pequeña ermita donde el día de Santa María de Magdala, verdadero nombre de la Magdalena, se celebra una misa una vez que han llegado los romeros de La Arboleda. Esta tiene un placa en honor de los mineros fallecidos, pues si bien estamos ante una cueva en el interior albergó la “mina Pepita” y de ello dan fe las ruinas  que hay en el exterior y la rampa que está en la entrada, así como una presa, ahora,  derruida que  contenía el agua del riachuelo que durante milenios edificó la cueva. Como he dicho en su interior está la Mina Pepita, que en los primeros años de explotación, el mineral en vez de sacarlo por la rampa mencionada lo hacían por una interior  y cuesta arriba,  llevándolo hasta mina El Sauce que estaba detrás de la montaña. Ese trabajo debía de ser titánico, pues aparte de acarrear monte arriba, en un mina subterránea, de las pocas que había en estos montes, el mineral no era de calidad ya que tenia muchas impurezas. 

Viendo esto  me vino a la mente la historia que en su día me contó un  señor de Trapaga, que a su vez le  comentó  su padre que cuando llegó a estos montes de Euskadi  desde la profunda Castilla  a principios del siglo pasado y con una lesión en la espalda que le imposibilitaba trabajar en el campo, al ver la brutalidad del trabajo y su estado físico,  abandonó estas minas y se colocó como guarda en un fabrica de cementos en el barrio de Galindo.  Me contaba ese venerable señor que al menos él, no a su padre,  no le fue mal, sino todo lo contrario, echando raíces en el barrio Zaballa de Trapaga (incluso fundó la mejor Ganaderia del Estado Español, premio único otorgado a una ganadería vasca)

Dejando para otro momento estas historias que nos asaltaron  por  el camino de vuelta  y después de observar la mina El Sauce, y desandando  todo el camino realizado,  llegamos a La Arboleda donde una buena alubiada nos reconfortó el viaje

26 de octubre de  2013
  • Distancia: 9,44 km
  • Duración: 2 horas 43 minutos (con pausas)
  • Ritmo promedio 11,88 min/km
  • Velocidad promedio 3,56 km/h
  • Calorías 863 kcal
  • Elevación (ganada/pérdida) 415 m / 391 m

Track: Click

Ver vídeo.


1 comentario:

  1. Ya conocí a esa ganadería. Sí señor, de lo mejor del Estado.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...